5 ideas para perder el miedo a ser fotografiada

¿Tienes miedo a ser fotografiada? Es hora de comenzar a trabajar en ello, tomando en cuenta que en un mundo donde la tecnología nos arropa cada vez más, será necesario que te fotografíen, bien sea, a la hora de una entrevista laboral, compromiso social o evento importante.  es hora de comenzar a perder el miedo a ser fotografiada y brindar tú mejor pose.

Recuerda que las fotografías nos ayudan a dejar registrados o guardados nuestros recuerdos, lugares, situaciones, personas y cosas de gran significado para nosotros; pero en muchas ocasiones deseamos escondernos de la luz del flash de la cámara para evitar aparecer en una foto, por temor a muchas razones que van desde el cómo nos vemos a nosotros mismos y del cómo me verán los demás.

Debido a este temor poco común pero real, en esta oportunidad, abriremos un espacio para responder a la pregunta ¿Cómo perder el miedo a ser fotografiada? dándoles 5 ideas para alejar sus temores y disfrutar de las sesiones de foto familiares, entre amigos o en el trabajo.

1. Descubre la razón del miedo

Ha llegado el momento de perder el miedo a ser fotografiada!

A veces nuestro miedo a ser fotografiado puede ser causado por una mala experiencia anterior que pudo haberte ocasionado incomodidad, pena y vergüenza; pero recuerda que solo tú puedes transformar esa historia y, la única forma de hacerlo es enfrentando tu miedo, así que prepárate para posar frente a la cámara.

No olvides que todos en algún momento hemos tenido muy malas fotos, en las que salimos con los ojos cerrados, despeinados, con la boca abierta y hasta dormidos con nuestra peor pose, fotos sorpresa que no nos dejan acomodarnos en el momento; lo importante es nuestra actitud ante ello y que podamos disfrutar del momento.

2. Autorretrátate

Siguiendo con el paso anterior, una vez que descubras cuál fue el origen de tu miedo, tocará enfrentarlo, para eso puedes comenzar dentro de tu casa, párate frente al espejo y comienza a posar, toma cuantas fotos quieras, cuando quieras y donde quieras, la intensión es que puedas descubrir tu mejor pose y poco a poco te acostumbres a mirarte a ti misma(o).

Una vez que te sientas cómoda de ser parte del recuerdo a través de una fotografía, podrás intentar probar fuera de tu zona de confort; este es un proceso progresivo, date tu tiempo y disfruta del cambio.

3. Únete al mundo del selfi

Después de que hayas descubierto tu mejor perfil para las fotos y te hayas dado cuenta de que ser fotografiada es solo una forma de ser parte de una historia; atrévete a salir de casa y brindarte la oportunidad de verte reflejada en varios ambientes; el parque, el centro comercial, el gimnasio, el restaurante y hasta la oficina de trabajo, son lugares donde puedes aprovechar para tomarte algunas fotos y ver cómo te ves en ellas.

Si no te gusta pedir ayuda para que te fotografíen, usa la cámara frontal de tu teléfono y comienza a realizar selfis, busca la luz adecuada y fondos que reflejen tu identidad, para que puedas ver lo bello que salen las fotos cuando eres tú misma quien elige cuándo, dónde y cómo hacerlo. Después que ya estés acostumbrada a las fotos, pide a tus amigos cercanos y/o familiares que te tomen algunas fotos y sonríe.

4. Acéptate

Este es un gran paso, porque no todos podemos salir igual en la foto, si no te gusta como sales en las fotos, prueba haciendo poses graciosas, poses diferentes, tómalas de lado y así vas a descubrir cuál es el estilo que más te resulta.

Pero sobre todo aprende aceptar lo que ves, esa eres tú, única, diferente y especial, por lo que debes asegurarte que los demás entiendan y aprecien lo que ven de ti; usa prendas que te destaquen, levanta las manos, pon tu mejor sonrisa y sé tú misma, verás como aprenderás poco a poco a disfrutar del momento de las fotos.

5. Diviértete

Esta es la mejor parte de perder el miedo a ser fotografiada, teniendo presente que donde quiera que vayas habrá alguien con un móvil buscando grabar el momento, donde alejarnos de ellos nos hace ver como de otro mundo y nos perdemos gran parte de la diversión. Así que, sin importar como salgas en ellas proponte disfrutar y divertirte con tus amigos y familiares cuando sea la hora de sonreír y posar.

Cada uno de los pasos nombrados anteriormente se deben ir cumpliendo progresivamente y con calma, mucho más si se trata de una Ipovlopsychofobia (fobia real a ser fotografiado), ya que necesitarás un poco más de tiempo para adaptarte al cambio; sin embargo, tú puedes cambiar la historia si te lo propones. Lo importante es no dejar que este miedo te aleje de los momentos más importantes de tu vida y, que al ver las fotos del pasado tú puedas estar presente.

Compartir con amigos

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Articulos Relacionados

4 respuestas

  1. Waaoo, excelente articulos. Tiene un gran valor en la ilustración de las ideas principales para erradicar el miedo. Esta pagina se merece compartirla y a la vez recomendarla. #luapystudio.com

  2. En realidad mi humilde opinion es que, me enconto difusion de esta 5 ideas de ser fotografiada por camara publica. Voy poner en practica estos magnifico consejo para evadir el miedo para tomarme una fotografia. Le dare un 100% de recomendacion a este articulo para que tambien le sirva de ayuda a otra persona.

Y tú... ¿qué opinas?

Suscríbete YA! a nuestro boletín de noticias

Reciba en exclusiva información y recursos de forma gratuita